Anime

Reseña: Junketsu no Maria

JNM

Formato: TV
 Episodios: 12
Estudio: Production I.G
Duración: 24 min. x episodio
Géneros: Comedia, Fantasía, Histórico, Magia, Seinen

Sinopsis:
La historia sigue a Maria, la más poderosa bruja que vive durante la Guerra de los Cien Años en Francia, quien desprecia la guerra y obstruye las batallas con sus fuertes poderes mágicos. Su intromisión ha llamado la atención de los cielos, por lo que el Arcángel Miguel emite un edicto: Cuando Maria pierda su virginidad, también perderá sus poderes mágicos. Un hermoso ángel llamado Ezequiel se supone que debe ver a Maria y asegurarse de que la bruja no utilice magia delante de la gente, pero María continúa utilizando la magia de todos modos.

Y bien, tal como lo prometí, aquí está el primero de los reviews que tenía incompletos y en espera de ser escritos.
En esta ocasión, quiero hablar de uno de mis animes favoritos del 2015 (ya lo habrán visto en la entrada de los top 5): Junketsu no Maria. De todos los que estuvieron en esa lista, este tiene que ser el que más me agarró por sorpresa debido a que no esperaba absolutamente nada de él. Pero vaya que resultó ser bastante bueno y superó mis bajísimas expectativas y por mucho.

Primero, he de mencionar que el anime toma lugar en la Francia medieval, durante la guerra de los cien años (para los ignorantes en historia, como yo, la guerra de los cien años fue un conflicto entre los reinos de Francia e Inglaterra que duró 116 años. De ahí el nombre). Si bien hacer una obra de ficción situado en un contexto histórico no es novedad, es bastante inusual que la ficción de origen japonés salgan de la habitual segunda guerra mundial o el Japón feudal. Más aún, las series de fantasía que siguen el tropo del medioevo no suelen situarse en un tiempo específico o, en la mayoría de casos, un mundo completamente diferente al nuestro. Por ese lado, es interesante ver un anime que se anima a salir de lo “normal”.

Hablando en cuanto a personajes, la mayoría están bien trabajados y muy pocos se sienten “de más”. Es decir, todos los personajes tienen un propósito en la historia y no están ahí como simples “adornos” o porque son graciosos o algo similar. De todos los personajes presentados, es bastante obvio que Maria es la más desarrollada de todos, siendo la protagonista y la que le pone el nombre a la serie. La manera en la que hacen que su personaje evolucione es a través de dilemas morales que ponen en cuestionamiento sus acciones. Bernard, el antagonista, es, a mi parecer, el personaje más interesante de toda la serie, en especial por su particular idea de la religión. Por otro lado, no hay que descartar que el personaje cuya evolución fue mucho más notoria no fue la protagonista, sino Ezequiel, quien empieza siendo algo así como un personaje antagónico, pero poco a poco se va acercando a Maria. Y, hablando de Ezequiel, algo que Junketsu no Maria hace muy bien son las interacciones entre los distintos personajes. Las conversaciones entre Maria y la súcubo y el íncubo son muy graciosas y sirven para alivianar el momento, en especial durante la segunda mitad en la que el anime pasa a tomarse un poco más en serio.

Un punto muy sonado es la inclusión escenas algo subidas de tono y lo del tema de la virginidad de la protagonista. Siendo como yo, a muchos no les causa gracia el ecchi innecesario, en especial si se trata de una serie en la que realmente no hace falta, pero este no es el caso. Si bien la serie da la impresión de que va a tener harto fanservice y va centrarse bastante en el ecchi, el contenido de ese tipo termina siendo más restringido. Es decir, sí hay ecchi y si hay escenas sexosas, pero no son tantas y, sorprendentemente, están bien ejecutadas. No llegan al grado de ser morbosas y más bien sirven como momentos de relajo y comedia. También está él hecho de que la virginidad de la protagonista tenga un rol clave en la historia. No es un simple gag, sino que cumple una función importante en episodios posteriores.

Algo interesante de Junketsu no Maria es las temáticas que trata de abarcar. La más notoria es que Maria es una pacifista y desea acabar con la guerra. Esto sería ideal si no fuese por los cuestionamientos que se le hacen a la protagonista a lo largo de la serie: ¿No sería más fácil que todo se acabara con una guerra decisiva? En parte, esto es cierto. Eventualmente, las consecuencias de sus actos se dejan ver y, lo que empezó como una acción de buena fe, termina por hacer que las cosas empeoren y la guerra continúe, incluso con más fuerza. Incluir este tipo de debates morales es interesante puesto que, como mencioné antes, ayuda a que la protagonista crezca y comprenda mejor su situación.

Otro tema, quizá más peliagudo, es el de cómo se presenta a la religión y la iglesia católica en el anime. Ya estamos muy acostumbrados a que se presente a la iglesia como “el malo de la película” y Junketsu no Maria no es la excepción. Aunque, siendo franco, no es exactamente a la iglesia a la que se le pinta mal, sino a Dios a la religión en sí. El mundo de Junketsu no Maria es un mundo en el que Dios es un ser todopoderoso que solo se limita a realizar el papel de observador y tratar de mantener un orden y un balance entre el bien y el mal. Por lo general, se da la impresión de que no le importa mucho si hay guerras o destrucción en el mundo, y es aquí cuando entra en conflicto con la ideología de la protagonista y se desarrollan los hechos de la trama. La decisión de mostrar una postura tan pesimista de la fe y la religión en general (Dios no responde a las plegarias y prefiere que las cosas sigan como siempre) podría molestar a aquellos religiosos que sean muy sensibles. Que esto sirva de advertencia para aquellos que quieran ver este anime.

Dicho sea de paso, la serie también toma una posición bastante relativa en cuanto a la religión, y esto se deja notar bastante en el antagonista principal. Bernard es un hombre que no se presenta como el monje bueno y solidario al que estamos acostumbrados, pero tampoco es que sea un hombre hambriento de poder como muchas veces se representa a este tipo de personajes. En realidad, Bernard es un personaje con un pensamiento bastante maquiavélico de la teología. Es capaz de ir en contra de las creencias de su religión para lograr sus propósitos. Si bien esto puede sonar bastante mal, en realidad no es que Bernard sea intrínsecamente malo. Sus propósitos simplemente se limitan a detener a Maria intrigando junto a otros personajes poderosos. Sin embargo, es muy curioso que su manera de pensar llegue a cambiar gracias a las interacciones que tiene con la protagonista. Para el final de la serie, Bernard propone una versión más humanista de la religión, lo cual sería genial si no hubiese acabado como acabó…

… Lo cual nos lleva a hablar del final. Siendo que la serie toca temas tan serios, el final que se le da es un tanto inusual. Para simplificar las cosas, simplemente me limitaré a decir que es muy “Disney”. Un final feliz no es exactamente lo que me esperaba. Tampoco es que quisiera un final pesimista en el que todos mueren, pero la manera en la que se resolvió todo resulta muy… ¿Idónea? ¿Fácil? La verdad es que termina descartando muchos otros temas que presenta (como el de Bernard). Temáticas que mete e intenta desarrollar, pero simplemente deja inconclusas. No quiero meterme mucho a explicar esto último para no spoilear nada, así que terminaré diciendo que el final no me convenció del todo y podría haberse hecho de mejor manera.

En conclusión, considero que Junketsu no Maria es un anime bastante bueno y, en general, bien hecho, el cual presenta temáticas interesantes, incluso si no llega a desarrollarlas en su totalidad. Los personajes están bien desarrollados y las situaciones de comedia son entretenidas y se llevan bastante bien, incluyendo el uso del ecchi y el fanservice esporádico. ¿Lo recomendaría? Pues, a pesar de sus fallas (y su final, por supuesto), creo que sí es algo que vale la pena simplemente por todas las cosas que sí llega a hacer bien. Lo que si deberían tomar en cuenta antes de verlo es qué tan sensibles son con la representación negativa de la religión. Tal vez a mí no me moleste, pero entiendo que a muchos sí y considero que es un factor válido para no ver una serie.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s