Anime

Tríadas Anime: Kurayami Santa, Kowabon, Pupipo

Y al sexto día, resucité…
Las clases y las obligaciones se han tragado mi tiempo libre durante los últimos 2 meses y no he tenido tiempo para nada. Aún sigo medio ocupado, pero decidí ponerme a escribir algo de todos modos. Me gusta compartir mis opiniones incluso si pocos o nadie las lee (?)

Con motivo del mes de Octubre, decidí hacer una pequeña entrada con animes cortos que abarcan la temática del terror y/o lo sobrenatural. Hablando estrictamente, solo uno toca explícitamente el terror, mientras que los otros 2 lo tienen como un género secundario. Lo digo por si esperan algo tipo Yami Shibai. Los animes en esta entrada son más light en contenido.

kurayamisantakowabonpupipo

Kurayami Santa
暗闇三太

Formato: TV
Episodios: 13
 Estudio: ILCA
 Duración: 3 min. x episodio
 Año: 2015

Kurayami Santa es, de lejos, el anime más interesante de esta entrada. La historia es extremadamente simple: Santa, el protagonista, es enviado al mundo de los vivos por Enma Daiou, el señor de los infiernos, para mantener el balance entre el mundo espiritual y el de los humanos. La trama puede sugerir una historia estrictamente de terror, pero no es tanto así. Los tonos de terror que pueda presentar la serie son muy secundarios, pues los tintes históricos tienen mucha más presencia (aunque se limita mucho al setting, más que otra cosa).

Lo primero que hay que notar en este anime es el estilo de animación que maneja. Kurayami Santa presenta animación sobrepuesta ante un fondo que, según la descripción oficial, se trata de un metraje realizado en los años 60. El objetivo de esta peculiar mezcla es que la serie parezca una animación antigua, lo cual logra perfectamente. Este estilo de animación le da cierta ambientación tétrica a la serie. Esto bien podría ser un efecto no intencional, pero lo desconozco. En todo caso, calza bastante bien con el tipo de contenido que muestra.

Como no basta con hacerlo parecer visualmente antiguo, Kurayami Santa también se toma la molestia de usar tropos y elementos de la animación de ese tiempo, empezando con el diseño de personajes simple, que recuerda mucho al estilo de Tetsujin 28-go o la primera adaptación de Atro Boy / Atom. El soundtrack también recuerda mucho a los usados en producciones japonesas de los 60. El opening también representa muy bien al género musical de la época. Por último, el font usado en las letras que aparecen de vez en cuando en pantalla es reminiscente del usado en en películas antiguas. Los efectos que usan también recuerdan mucho a los usados en las primeras adaptaciones de GeGeGe no Kitaro.

Como mencioné antes, el estilo de animación le da un toque macabro a la serie, pero no es el único factor. La elección musical es interesante, ya que, en su mayoría, está conformada por melodías que bien podrían estar presentes en animes de terror. Estos 2 elementos, en conjunto con la trama, le dan a la serie una ambientación algo oscura, incluso si el anime realmente no es oscuro. En cierto modo, me recuerda mucho a la ambientación presente en la adaptación de 1968 de GeGeGe no Kitaro. No me sorprendería si se hubiesen basado parcialmente en ese clásico del anime.

En resumen, Kurayami Santa es una serie interesante en cuanto al apartado visual y sonoro, pero algo carente en cuanto a todo lo demás. Tampoco es de sorprender que la historia no trascienda considerando que los episodios solo duran 3 minutos. Aún así, creo que es un anime interesante de ver solo por ese estilo antiguo que le trataron de dar.

Opinión final: Regular / Decente

kurayamisantakowabonpupipo

kurayamisantakowabonpupipo

Kowabon
こわぼん

Formato: TV
Episodios: 13
 Estudio: ILCA
 Duración: 3 min. x episodio
 Año: 2015

Y llegamos al único anime de esta entrada que está netamente centrado en el terror.
Kowabon se resume en una serie de “historias” extremadamente cortas centradas en apariciones sobrenaturales de lo que parece ser el espíritu de una mujer. La razón por la que digo “historias” entre comillas es porque realmente no lo son. Más bien se tratan de diversos “escenarios” en los que se presentan eventos sobrenaturales ocasionados por la entidad antes mencionada. En general, cada episodio muestra un escenario diferente que bien podría haber salido de una película de terror, pero con ese toque japonés que caracteriza al género en Japón.

Muy aparte de lo inexistente de la trama, lo que hace a esta serie corta más o menos destacable es el estilo en el que se narra cada episodio. Kowabon describe los eventos de cada escenario que presenta mediante medios electrónicos / tecnológicos, como cámaras, celulares, conversaciones escritas, fotos, entre otros. Si algo hay que reconocerle a la serie es que usa bastante bien los elementos antes mencionados y los aprovecha tanto como le es posible. Las escenas suelen saltar de medio en medio a través del episodio. Por ejemplo, Los protagonistas pueden estar hablando por chat y, de pronto, la conversación pasa a una videollamada.

El punto anterior también otorga ciertos puntos favorables en cuanto a la ambientación. Como la mayoría de los eventos se muestran a través de cámaras de poca calidad (dentro de la historia, claro está) o servicios de streaming, deja cierta ambigüedad acerca de las cosas que les ocurren a los personajes. Las videollamadas pueden cortarse de repente, luego de que el espíritu aparece, o la imagen de las grabaciones se distorsiona tanto que no sabes qué está pasando. Como dije, tratan de aprovechar los medios narrativos al máximo.

No todo es positivo, lastimosamente. La restricción de los medios usados para narrar también limita mucho lo que pueden lograr. Kowabon peca de sobre usar los recursos de la estática y las distorsiones de imagen, a tal punto que se usan en los 13 episodios. Esto hace que la serie sea haga repetitiva y predecible. Los escenarios tampoco abarcan mucho rango en cuanto a temática y suelen centrarse en como el fantasma protagonista se les aparece a un grupo de personas y les pasa algo malo. Al final, los episodios son tan similares entre sí que la serie puede llegar a aburrir. Tampoco ayuda mucho que varios de los episodios estén mal estructurados o presentan clichés del género found footage.

Por último, siento que tengo que mencionar el estilo de animación sí o sí. Las animación se realizó mediante una técnica conocida como rotoscoping. Si bien este método puede resultar limitante, creo que funciona bastante bien para lo que intentan hacer. El estilo cortado de los movimientos realmente da la impresión de que se trata de una grabación hecha por un aficionado o por una cámara de baja calidad.

En resumen, Kowabon es un anime que presenta una propuesta interesante dentro del género del terror, pero falla bastante en la ejecución. Sus errores más que nada se centran en la poca variedad de los escenarios que presentan y el uso repetitivo de la estática y la distorsión. Yo aconsejaría verla como una especie de experimento interesante, pero nada más allá de eso.

Opinión final: Mediocre / Regular

kurayamisantakowabonpupipo

kurayamisantakowabonpupipo

Pupipo!
プピポー!

Formato: TV
Episodios: 15
 Estudio: AIC Plus+
 Duración: 4 min. x episodio
 Año: 2013

Pupipo! es un anime algo extraño, pero en un sentido positivo. Por lo general, las series cortas (de 5 minutos a menos) no suelen gustarme demasiado porque no cuentan con el tiempo suficiente como para desarrollar adecuadamente a sus personajes o sus historias. Sin embargo, Pupipo! logra cumplir con todos esos aspectos. Tal vez no lo hace tan profundamente como series más largas, pero lo hace lo suficiente como para que sus protagonistas y su historia tengan el mínimo desarrollo necesario.

La historia de Pupipo! es bastante simple. Himeji Wakaba es una niña que tiene la habilidad de ver espíritus y otras criaturas que otras personas no pueden ver. He de admitir que la trama no es demasiado original, pero no es que importe mucho. Considero que es más importante ver cómo se trabaja con esa trama ya definida. En el caso de Pupipo!, si bien los poderes de la protagonista son relevantes, la serie se centra mucho más en las relaciones interpersonales de Wakaba y sus conflictos internos. No que estos se desarrollen de manera extensiva, pero están ahí y le dan al anime cierta profundidad.

Los personajes son carismáticos en su gran mayoría. Wakaba es la típica “outcast”, esto debido a sus extraños poderes. Lo que la hace agradable es el toque de profundidad que le dan a su personaje, lo cual hace que sea más fácil de empatizar con ella. Los personajes secundarios son igual de carismáticos que la protagonista, particularmente su amiga Reiko. Reiko no tiene tanto desarrollo como Wakaba, pero su personalidad algo excéntrica lo compensa. Otros personajes incluyen a Yuuki, a quien le dedican una buena parte de los capítulos y desarrollan hasta cierto punto, y Ameyama, quien no es muy importante en la historia en general, pero le dan cierto protagonismo. Por último, Po-chan es la criaturita rosada / monstruo que aparece siempre en las portadas y le da nombre a la serie. No hace mucho además de ser una bolita rosada, pero, en ocasiones, mueve la trama. Sorprendentemente, al final dan a entender que la relación entre Wakaba y Po es más complicada de lo que podría parecer, pero no les voy a spoilear eso.

La animación de no es particularmente destacable. Está bastante bien para tratarse de una serie de 4 minutos por episodio y funciona bien con el arte. El apartado artístico tampoco destaca mucho. El diseño de personajes es bastante simple, pero funciona con el tipo de historia. La mejor manera de describir su estilo es “kawaii”, en especial si hablamos del diseño de algunas de las criaturas, específicamente Po-chan. La paleta de colores es diversa y predominan los colores pasteles. Son agradables a la vista y van bien con el tono del anime.

En resumen, si bien Pupipo! no es lo mejor que salió durante su temporada, definitivamente es una de las mejores series cortas de los últimos años (que he visto). Sí es algo que recomendaría para pasar el rato o si tienes ganas de ver algo bonito / lindo.

Opinión final: Buena

Anuncios

3 comentarios sobre “Tríadas Anime: Kurayami Santa, Kowabon, Pupipo

  1. …Al menos yo si leí (jeje). Lo de Kurayami Santa me parece muy interesante a pesar de tener puntos positivos sólo en sonido e imagen, con esa me convenciste. Kowabon la tengo descargada, solo es cosa de ponerme a verla y ya. Y por último, esa serie pastelera se nota que es de las kawaii bien elaboradas, así lo dejas muy en claro, la dejaré para las vacaciones (aunque tengo un baggage bastante lleno de cosas por ver). Buena publi.

    Me gusta

    1. Si eres un aficionado de los animes antiguos (como yo), creo que Kurayami Santa te puede gustar.
      Pupipo es bastante corta y se termina rápido, aunque yo la dejaría para un momento en el que no tengas nada que hacer y solo quieras relajarte. Se disfruta mejor así.
      Saludos y gracias por pasarte a comentar.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s