Cine·Crónicas Cinéfilas

Crónicas Cinéfilas: Izakaya Yurei (1994)

Izakaya Yurei
居酒屋ゆうれい

Director: Takayoshi Watanabe

Año: 1994

Duración: 110 min.

Títulos alternativos: El fantasma de la taberna (español), Ghost Pub (inglés)

Sinopsis: Sotaro, el dueño de la taberna Kazusa-ya, acaba casarse con Satoko, rompiendo así la promesa hecha a su anterior esposa de no volver a casarse. El espíritu de Shizuko no perdona la traición y regresa bajo la forma de fantasma a reclamarle a su esposo por haber roto su promesa. Aunque él intenta explicarle cuánto la amó en el pasado, pero que ahora ama a Satoko, el fantasma de Shizuko no se convence con tales argumentos.

 

No ha pasado mucho tiempo desde que me metí al mundo del cine (unos 2 o 3 años ¿tal vez?), por lo que considero que mis conocimientos en la materia son muy pocos. Si bien he explorado nuevo territorio, en particular cine clásico e independiente, aún siento que me queda mucho por experimentar. Uno de los campos que desconozco es el cine asiático, en específico el cine japonés, que es el que más me interesa. No he visto muchas películas de este país más allá de algunos filmes de Kurosawa y las conocidísimas películas de terror y de kaijus que se suelen asociar al país nipón.

A pesar de que pasé un tiempo estudiando en el centro cultural peruano japonés, no sabía que por estas fechas todos los años realizaban un ciclo de cine del país ¡Pues qué más! Me pareció que era una buena manera de conocer más de la cinematografía de Japón, así que voy a estar yendo por lo que queda del mes.

Izakaya Yurei es el primero que vi (no el primero en el ciclo de cine. Me perdí los 4 anteriores por despistado. Mea culpa). Dirigida por Takayoshi Watanabe en 1994, esta película relata la historia de Sotaro, el dueño de una pequeña taberna, quien le promete a su moribunda esposa Shizuko que no se volverá a casar una vez que esta fallezca. No satisfecha con estas palabras, Shizuko le previene a su esposo que, de no cumplir con promesa, volverá como un yurei (Básicamente, un fantasma) para atormentarlo. Después de un tiempo, Sotaro conoce a una joven llamada Satoko, se casan y se mudan al apartamento encima de la taberna. Los primeros días pasan sin mucho problema, pero en la noche en la que ambos deciden consumar el matrimonio, el fantasma de Shizuko se manifiesta.

izakayayurei
Nota: La película la vi a color. Desconozco si originalmente era en blanco y negro

Aunque la sinopsis la haga parecer una película de terror, Izakaya Yurei está, más bien, entre la comedia y el drama; decantándose un poco más por lo segundo. Algo que resulta bastante interesante acerca de esto es cómo Watanabe es capaz de mantener la coexistencia de ambos géneros sin que haya conflicto alguno. Una escena cómica puede preceder a una escena más seria y dramática sin que la ambientación de cada una se vea afectada. Esta es, definitivamente, una habilidad envidiable que demuestra el talento del director.

Si bien la comedia no conforma el corazón de Izakaya Yurei, es necesario que hable de esta, pues es uno de los mejores aspectos del filme. El fantasma de Shizuko se presenta como un ser travieso y juguetón, en lugar del típico espectro malicioso. Shigeru Muroi, la actriz que da vida (¿o debería decir muerte?) a la esposa difunta, hace un papel excelente. Llenas de momentos desternillantes, muchas de sus escenas son comedia pura, a pesar de su obvio trasfondo tétrico. Sin duda, hay que felicitar a la actriz por su buena interpretación.

En cuanto al drama, a mi parecer el punto central del filme, está muy bien trabajado. El conflicto central se encuentra entre Sotaro y su esposa Shizuko, quien se interpone en su nueva vida matrimonial, pero también existen varias subtramas que enriquecen la experiencia. En primer lugar, está el pasado de Satoko y como este afecta su vida actual. Además, Watanabe le dedica cierto tiempo al desarrollo de los clientes recurrentes de la taberna. El hermano de Sotaro, quien quiere regresar con su esposa que lo dejó hace muchos años, una misteriosa joven que se encuentra en la búsqueda de alguien cuyo nombre no quiere revelar, un solitario asalariado que sólo busca un lugar donde tomar y hacer amigos… todas estas historias individuales se ven conectadas a la principal y vemos como el conjunto forma parte de un todo. Es sólo bajo este contexto que se le da un significado a la aparición de Shizuko en la vida de estos personajes.

Con toda seguridad, Izakaya Yurei logra transmitir de manera satisfactoria un mensaje de solidaridad; de cómo es posible superar los obstáculos que impone la vida con ayuda de otras personas. Esto explica la buena acogida que tuvo en su país natal, donde el público no sólo la recuerda como una divertida historia de fantasmas, sino también por su enfoque humano y esperanzador.

izakayayurei

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s