Anime·Anime Archives

Anime Archives: Penguin’s Memory: Shiawase Monogatari (1985)

Penguin-Memory_Shiawase-Monogatari

Penguin’s Memory: Shiawase Monogatari
ペンギンズ・メモリー幸福物語

Formato: Película
Director: Shunji Kimura
Estudio: KK C&D Asia
 Año: 1985
Duración: 1h 40min
Géneros: Drama

Sinopsis:
Mike es un soldado pingüino que regresa a casa luego de salir herido durante un combate. Incapaz de retomar los lazos afectivos con su familia y amigos, decide abandonar su pueblo natal y vaga sin rumbo fijo.

No he tenido mucho tiempo para ver anime durante los últimos meses, salvo por una que otra película u OVA (ni hablar de series completas o animes de temporada). La entrada de hoy está dedicada a una de esas películas, de la cual sentí que tenía que hablar sí o sí por lo interesante del contenido y estilo visual, sin mencionar la fama que ha acarreado (¿o debería decir infamia?)

 

Los pingüinos de Suntory Beer:

Antes de hablar de la película en sí, me pareció interesante comentar un poco acerca de su concepción. Todo comienza cuando Suntory, una compañía japonesa que se dedica a la fabricación y distribución de bebidas alcohólicas, decide realizar una campaña publicitaria que involucra una serie de comerciales donde salen una pareja de pingüinos (Mike y Jill) promocionando la cerveza de la compañía. El primero de los comerciales tuvo buena acogida y se hicieron más a medida de que la popularidad de los personajes crecía. Eventualmente, la pareja se hizo tan conocida y popular que se decidió hacer una película protagonizada por estos. Es así como surge Penguin’s Memory: Shiawase Monogatari, proyecto que ve la luz en 1985.

Sin duda, algo que llama la atención es el contraste entre el diseño sencillo y casi infantil de los pingüinos y la temática de los comerciales (venta de cerveza). Sin embargo, lo más curioso de esto es la semejanza que presentan con los personajes del juego Yume Penguin Monogatari (y juegos previos relacionados, como Antarctic Adventure y Penguin Adventure). No está muy claro si Konami se inspiró en Mike y Jill para crear Penta y Penko (los protagonistas del juego) y las fechas no ayudan mucho. El primer comercial de Suntory data del año 1983, mientras que Yume Penguin Monogatari salió en 1991, 8 años más tarde. No obstante, la primera aparición de Penta se dio en Antarctic Adventure, juego que salió a la venta en 1983, mismo año en el que salió el primer comercial de Suntory.

Según TV Tropes, Penguin’s Memory: Shiawase Monogatari fue financiado por Konami. Otras fuentes indican que Penta (luego Pentarou) es en realidad un rediseño de Mike. Sin embargo, la verdad es que la pareja fue creada por el director de arte Masatoshi Toda y el ilustrador Norio Hikone, bajo el nombre de Papipu Penguins (パピプペンギンズ). Todo parece indicar que las creaciones de Konami no son más que personajes inspirados en los diseños de Hikone.

Penguin-Memory_Shiawase-Monogatari
Izquierda: Papipu Penguins | Derecha: Yume Penguin Monogatari

 

¿Qué tiene de especial Penguin’s Memory?

Atención: Esta sección contiene spoilers.

Seguro se andarán preguntando qué hace a esta película digna de dedicarle una entrada entera. Lo cierto es que Penguin’s Memory: Shiawase Monogatari no destaca mucho por su dirección, guión o animación, los cuales no pasan de ser decentes. No, el punto en el que destaca esta película es, de manera similar a los comerciales de cerveza, el contraste entre el estilo visual y la temática. Para ser una historia protagonizada por pingüinos adorables, Penguin’s Memory toca temas bastante adultos, entre los cuales destaca la depresión y las consecuencias psicológicas ocasionadas por la guerra.

El filme empieza con una escena que transcurre durante la guerra de Vietnam. Vemos a pingüinos morir (aunque no necesariamente de maneras explícitas, más sí impactantes), mientras el protagonista se esconde junto con otros soldados por temor a perder su vida. Siendo el único sobreviviente de su tropa, Mike regresa a su pueblo natal e intenta reponer los lazos afectivos con su familia y amigos, pero sus recuerdos de la guerra no se lo permiten. La carga emocional es papable durante estas escenas, incluso bastante deprimente. Mike escapa de casa y empieza a vagar sin rumbo, hasta que llega a un pueblo, donde consigue un empleo como bibliotecario.

Penguin-Memory_Shiawase-Monogatari

Eventualmente, Mike conoce a Jill, de quien se termina enamorando. A partir de este punto, la película se centra en el romance entre los 2 protagonistas, aunque con tonos bastante dramáticos. Jill ama a Mike, pero su padre quiere que se case con otro pingüino. Mike ama a Jill, pero sus recuerdos de guerra aún lo atormentan y dificultan su relación. Estos problemas son gradualmente resueltos, pero surge un nuevo conflicto: A Jill le ofrecen la oportunidad de cumplir su sueño de convertirse en cantante, pero para ello debe abandonar a Mike. La película nos avienta un último plot twist y Jill decide quedarse en el pueblo junto con su amado.

La película parece ir viento en popa para la pareja… hasta los últimos 15 minutos. El manager de Jill se enfurece y decide vengarse. El canario mascota de Mike es asesinado. En un arranque de furia, Mike confronta a los responsables y la escena termina en un frenesí de golpes y patadas, acompañados de flashbacks de Vietnam. Mike es arrestado y juzgado. En un último intento por que los espectadores no se depriman más de lo que ya están, el guionista decide terminar el filme de una manera más positiva. El juez aplaza la sentencia de Mike, pero este decide no volver con Jill, pues siente que ha fallado en su lucha contra la “guerra”. Jill busca lo desesperadamente hasta que lo encuentra. Ambos terminan aceptando sus errores, se reconcilian y se alejan en un auto.

Penguin-Memory_Shiawase-Monogatari

Penguin-Memory_Shiawase-Monogatari

No cabe duda de que la película dejó atónitos a varios de sus primeros espectadores. Penguin’s Memory: Shiawase Monogatari es un filme extremadamente deprimente, cuyo shock factor, si es que se le puede llamar así, proviene de las sensaciones que transmite y no de su violencia visual (la cual es casi nula, por cierto). El “final feliz” le da cierto toque esperanzador, pero no borra las huellas del resto de la historia. Y no es que crea que las historias tristes son malas, pero Penguin’s Memory tal vez fue más allá de lo debido, en especial si consideramos el ya mencionado estilo visual infantil.
En general, podemos decir que es un trabajo interesante de ver. Recomendada para aquellos que gusten de la animación antigua y desconocida, los pingüinos, las historias deprimentes y películas tipo Watership Down o The Plague Dogs.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s